Uncategorized

Sexo en malaga 270589

Jos Rafael Gmez. Hatillo, D. Nicols Huertas. Juana Daz, D. Feliciano Hurtado de Guevara. Juncos, D. Francisco Pagan. Loisa, Teniente de milicias D. Antonio Cordero. Luquillo, D. Joaqun Egui. Manat, D. Francisco Capo. Morovis, D. Jos Archidonilla. Maunabo, D. Prudencio Vzquez. Moca, D. Antonio de Rivera. Naranjito, D. Braulio Morales. Naguabo, D. Jos Javier Arroyabe. Patillas, D. Jos Guilierrnety. Pe uelas, D. Manuel Franco. Pepino, Capitn graduado de infantera D. Miguel Lpez. Piedras, D. Tomas Rodrguez. Ponce, Ministro tesorero D.

Memorias Tomás de Cordova

Esteban Cambreleng. Q,uebradillas, D. Clemente Britapaja. Rincn, Teniente de milicias D. Jaime Cedo.

/dte\ \^ ,Mg, \/ ..JE, * *

Rio-piedras, D. Jos de la Rosa Carmona. Sabana grande, Teniente de milicias D. Pascual Avellan. Trojilo-bajo, D. Gaspar Andino. Trujillo-alto, D. Jos Joaqun Diaz. Toa-baja, D. Luis Canales.


  1. .
  2. imagenes de mujeres hombres y viceversa?
  3. conocer chica panama?
  4. mujer millonaria busca hombre para casarse?
  5. mujer blanca soltera busca film.

Toa-alta, D. Antonio Arnau. Vega-alta, D. Evaristo Otero. Vega- baja, D. Gernimo Sanz. Utuado, D. Pedro Manuel Quero. Yabucoa, 15, Jos Maria Rodrguez. Isabela, Subteniente de infantera D.

Tomas de la Concha. Yauco D. Jos Maria Pacheco. Seguan los asuntos polticos de Costa-firma en el mismo desorden en que quedaron en Era atacar aquellos revolucionarios por preciso cuantas maneras fuera posible, y era un deber des- cubrir los pueblos el error en que se hallaban presentndoles sus tiranos corno son. El Secreta- rio de gobierno publico con este motivo dos dis- cursos, que se insertaron en la gaceta.

Continuaba el Sr. Obispo en su Santa viita pastoral admirado en todos los pueblos por sus virtudes y por el zelo con que acuda todas las necesidades de su grey con un esmero apostlico y digno del reconocimiento mas profundo. En to- das las poblaciones haba recibido las mas eficaces muestras de la religiosidad y gratitud de sus ove- jas; y fueron varios los medios con que se habiari espresado los habitantes para demostrarle el amor que le profesaban y la gratitud que le eran deu- dores.

El 16 de Enero se xlijo en la gaceta de la Capital lo que sigue: Los habitantes de la Aguadilla, que al igual de los dems de la Isla se distinguen por su fide- lidad al Soberano, su adhesin al Gobierno, su o- bediencia las leyes, su respeto las autoridades y su sumisin la religin de Jesucristo, acaban de acreditar estos sentimientos de una manera ver- daderamente inefable. Despus de haber atendido la doctrina, que con suma claridad esplic el Presbtero D. Sandalio Ruiz; despus de haber a- sistido con edificante devocin los sermones, en que el Reverendo Padre Lector Jubilado Dr.

Francisco Javier de Sosa, sin un empeo para ello, manifest su agigantado talento, vastsima ilustra- cin y teolgica cultura, reprendiendo las depra- vadas costumbres con sencillez elocuente, inteli- gibles aplicaciones y aquel espritu evanglico que reverbera en sus acciones, que ha de producir opi- mos frutos y que lo constituye tan propio para Ja Sta. Obispo Dr. Ramn gos, Ja actividad del venerable Rodrguez y al esmero del Sr. Teniente Justicia mayor coronel D. Ramn Mndez; despus del ha- cimiento de gracias al Todo poderoso y de la pas- toral bendicin con que fueron favorecidos en su Iglesia, le acompaaron su morada con las rei- teradas aclamaciones que patentizaban el jubilo mas intenso, y con la mejor msica que pudo pro- porcionarse en un lugar destituido de semejantes recursos, entonaron en su aplauso esta.

Paz al corazn. En himnos de amor. En su duracin. Protjate el cielo, Premie tu tesn, Con ver en nosotros La enmienda mayor: Asi lo deseamos, Aydenos Dios. Denos l su gracia Y tu bendicin. Al vaso de elecccion, por Dios enviado Imitador del Papa, que ha debido A la Iglesia renombre esclarecido, Benedicto Catorce celebrado: Cual carioso Padre, que ha querido Llevarnos con ternura al bien logrado: A nuestro buen Pastor los concurrentes Esta noche constantes alabamos, Dedicndole obsequios reverentes; Y pues que gratitud le tributamos, Publiquen nuestros votos permanentes Que viva el Diocesano quien amamos.

Luego que cesaron los victores con que se re- piti el ultimo verso, S. Me congratulo con el pueblo, que miro como mi segunda patria, y al que pertenezco por el de- recho de domicilio, de esta celebracin un Pre- lado tan admirable por su apostlico zelo, tan ama- ble por su infatigable vigilancia, tan respetable por su sabidura y tan merecedor de nuestro inde- leble reconocimiento por las pruebas que nos pro- diga la paternal benevolencia. El Altisimo au- mente su vida conserve su salud y le colme ,. Aguadilla y Enero 8 de An- drs Lpez Medrana.

Ji El dia 24 llego la plaza por el correo de la Pennsula agradable noticia del Enlace que ha- la ba resuelto hacer S. M con la Se rima. Princesa de aples Doa Mara Cristina de Borbon. El Sr. La- torre sin perder instante proyect el modo de ce- lebrar un motivo tan plausible con cuanta osten- tacin corresponda y conforme con los sentimien- tos afectuosos y leales de los Puertorriqueos.

Ei 6 de Febrero public los siguientes avisos: Deseoso el Gobierno de que los fieles habi- tantes de esta plaza y los de toda la Isla se en- treguen desde luego solemnizar con fiestas pu- blicas el augusto Enlace del Rey nuestro Seor con la Serensima Seora Doa Mara Cristina de Borbon, Princesa de aples, cuyo Real Matrimo- nio ha sabido por cartas particulares se verific con la solemnidad correspondiente tan altos y poderosos Soberanos, y que SS.

Ayuntamiento, el Sr. Intendente y las Cor- poraciones eclesisticas, militares, civiles y de co- mercio, para lo cual y el orden en que han de eje- cutarse las proyectadas por las referidas Corpora- ciones, se han nombrado comisionados bajo la di- leccin del teniente coronel comandante de la bri- gada de artillera D. Puerto-rico 6 de Febrero de' Puerto-rico 6 de Febrero de Preparados de esta manera los regocijos pu en la gaceta del 19 y 24 el si- fclicos se insert guiente epitalamio himno:.

Las Asturias sin Principe yacen Hace ya cuatro lustros cumplidos, Y de ver Lucina se placen Presidiendo los novios queridos. En el Cal pe d el hijo de Almena Para siempre grab su memoria, Gibraltar que de Espaa es ya agena lie Madrid ambiciona la gloria. Como el rayo que nuica supierais Corromper las tinieblas obscuras, Al atlntico miedo no hubieron Las delicias que aqui llegan puras,. En trono del Santo Fernando el Ambos pueblos Cristina cautiva, Puerto-rico su gloria cantando Sus acentos repiten que viva.

Que dulce contento A mi pecho das! Vasallos, jurad Fernando os presenta Un amor sincero, Nueva Protectora Pues que amor los guia; Renaci la aurora Y ya brill el dia De felicidad. De felicidad. Real posteridad: Oye el ruego tierno, La aurora domina Ser el dia eterno De felicidad. Desde que lleg divulgarse en esta Capital Real Enlace del Rey nuestro Seor la noticia del con la Serensima Seora Doa Maria Cristina de Borbon, Princesa de aples, y hoy nuestra augus- ta Soberana, se vio rebosar la alegria en los sem- blantes de estos vecinos, porque desde luego vie- ron cifrada en tan acertada unin la felicidad de las Espaas y la de nuestro amado Monarca.

Asi fu que en todos se notaba la mayor ansiedad por la llegada del correo, y en las conversaciones se manifestaban los deseos mas vehementes por el complemento de tan lisonjeras nuevas. Lleg por fin el de Diciembre, y aunque no se recibi por el Gobierno el aviso oficial de haberse celebrado el Real Matrimonio, trajo cartas de Madrid hasta el 12 del referido mes, en las que se anunciaba que habia tenido efecto el 11 en medio de un regoci- jo general, y en coyas fiestas Reales se encontra- ban los dichosos habitantes de aquella Corte por un motivo tan justo como placentero toda la Nacin.

Capitn general D. En efecto, asi se ha practicado, y vamos dar en seguida un detall sucinto de ellas, las que si no han sido cual quisieran los habitantes de esta fiel Capital, y como corresponde al alto fin que se han dirigido, lo fueron, s, con aquel decoro, in- tenso amor nuestro Soberano y acendrado pa- triotismo que distingue a los Puertorriqueos, y en cuyas cualidades no ceden preferencia ningn otro pais de los que forman la heroica Nacin es- paola.

La sencillez ha presidido todos los regoci- jos, pero ella se vean unidas la alegria y el orden, y un particular esmero en cada uno de los vecinos, por demostrar el enajenamiento en que se hallaban por un suceso que debe ofrecer dichas las mas completas a la Monarquia. El 17 por la noche, despus de un repique ge- neral de campanas, se canto una Salva solemne toda orquesta en la Santa Iglesia catedral, a que asistieron el Escmo. Capitn general, los dos Cabildos, el Sr.

Intendente, las corporaciones mi- litares, civiles y del comercio, con mucha parte de los vecinos. Asi dio principio las fiestas este re- ligioso pueblo, implorando del Ser Supremo derra- mara sus gracias sobre los Monarcas espaoles y se dignara concederles su proteccin, como siem- pre la ha manifestado tan visiblemente. La ilumina- cin por la noche fu brillantsima, y se particu- larizaron en la calle de la Fortaleza la casa del Dr. El balcn de ella estaba colgado con mu- cho gusto de blanco con dos franjas pabellones entrelazados, encarnada y amarilla figurando la bandera Real.

En el centro del balcn se hallaban colocados bajo dosel los retratos de nuestros So- beranos, y el todo de la iluminacin de hermosas bombas, guardabrisas y hachas de cera, hacian muy vistosa la perspectiva. En la misma calle fu del uayor primor la iluminacin de toda la fachada de la casa de la Sociedad Econmica: Se veia el saln de Dibujo y sala de sesiones alum- brados interiormente y con colgaduras de damasco carmes. La perspectiva de esta casa era de las mas hermosas, al mismo tiempo que serio todo su ador- no. Frente ella estaba muy vistosamente ilumi- nada la de D. Gernimo Bosch, cuyo balcn trans- formado en una preciosa galera con arcos y vasos de colores, hacian muy graciosa la fachada.

Al fin de esta calle se distingua la casa del Consulado francs iluminada tambin con vasos de colores, bombas y dos trasparentes con las armas de Es- paa y Francia. En la plaza de Santiago, la casa del Sr. Teniente rey coronel D. Juan Gautier, pre- sentaba toda la fachada iluminada con vasos de un modo vistossimo; y la del Sr. Comandante de ingenieros coronel D. Antonio Ibarrola se distin- gua por el trasparente del balcn con las armas de Espaa y Sicilia, las de esta Ciudad y un cas- tillo, divisa de aquel Real cuerpo: Jos Grau por la multitud de luces que deco- raban toda la fachada y presentaban un golpe d vista de mucho gusto.

En la calle de la Catedral u del mejor agrado la casa de D, Narciso Nu- fez por el capricho con que estaba adornado su frente con vasos de colores, colocados sobre colum- bas, y en el centro un trasparente alusivo al co- mercio. Figuraba un puerto con buques la vela y porcin de efectos prontos para el trafico, y Mercurio en el aire como dirigiendo la industria mercantil, con el siguiente epigrae:. Adoracin se debe nuestro Rey, Que la industria los pueblos da por ley.

En el alto de la calle de la Cruz de Sta. Bar- bara habia una enramada iluminada con la mayor simetra, y en su frente la plaza mayor un tras- parente con esta inscripcin:. En ella se colocaron varios msicos que to- caron diversas piezas, y concurrieron aquel pa- rage infinidad de gentes hasta mas de las once. La Santa Iglesia catedral estuvo tambin iluminada interior y esteriormente lo mismo que la casa de Ayuntamiento y el Real hospital militar. El 18 las nueve de la maana celebr el Sr. Dean Lie. Asistieron este religioso acto el Escino. Capitn general, el Sr.

Ayuntamiento, Illmo. Cabildo eclesistico, Estado mayor de la plaza, las Corporaciones re- gulares, militares y civiles, los empleados de los diversos ramos de la administracin publica y un considerable numero de vecinos. Finalizada la funcin acompaaron E S. Ayuntamiento ba- jo mazas, el Sr. Intendente, los Sres. Durante esta so- lemne fiesta y antes de principiarse hubo repique general de campanas y se dispararon porcin de eohetes y otros fuegos en varios puntos de la Ciu- dad.

Rompan la marcha los gastadores del regi- miento de Granada, y poca distancia cuatro ba- tidores caballo, que lo eran los dos guardias de menor edad de la Real Persona D. Miguel de la Torre y D. Francisco Antoanza, y seguan interpolados los vecinos, empleados, eclesisticos y militares, y con mas inmediacin al carro triunfal todas las autoridades, los individuos del Escmo. Ayuntamien- to, del Estado mayor y los Sres.

Alcaldes, cerrando la comitiva el Escmo. Capitn general i la derecha y 1 Sr. Inmediatamente segtiiaii los retratos de nuestros Soberanos colocados en un hermoso carro triunfal preciosamente decorado y tirado por cuatro caballos cubiertos con mantillas de grana con flecos y sobrepuestos blancos figuran- do lises coronadas, y en aquellas por la parte es- terior las iniciales de Fernando y de Cristina en- trelazadas y tambin coronadas, porcin de lazos de vistosas cintas y plumages blancos, amarillos, celestes y encarnados los engalanaban, formando una vista elegante.

El primer tiro de caballos ne- gros iba dirigido por dos indios con plumages, car- cases y arcos, simbolo de la America, y los otros dos tordos del tronco guiados por dos individuos vestidos la antigua espaola, significativo de la Espaa. El carro triunfal estaba formado sobre una carretela figurando una concha, vestido con damas- cos amarillo y encarnado, con franjas, cordones y borlones de los mismos colores, formando pabello- nes de mayor menor del mas esquisito gusto, asi- dos clavos romanos y argollones dorados, y la concha decorada con un manto Real, sobre cuyo fondo imitando armio se hallaban colocados los retratos de SS.

Segua a banda y i. En este orden se pase toda la carrera, cu- yas casas estaban adornadas con colgaduras de da- masco, y al entrar en la plaza, reunido ya el re- gimiento, despleg en batalla en los tres ngulos de ella, pasando en seguida al orden de parada, quedando en el centro y frente las casas Capitu- lares el carro triunfal. Los dos Sres. Alcaldes to- maron entonces los retratos y los subieron a la sala de Ayuntamiento, acompandolos el Escmo. Intendente, los caba- lleros Regidores y la mayor parte de las personas que componan la comitiva, colocndolos en el so- lio que estaba dispuesto en la galera a la vista del pueblo, y quedando los caballeros cadetes de guardia hasta las once de la noche en que se cu- brieron.

Inmediatamente que fueron colocados en el dosel, e! Capitn general y al regimien- to, los que del mismo modo fueron espresiva mente contestados, y despus de estos, el pueblo victore al Escmo. Capitn general. En seguida formo el regimiento de Granada en columna de honor, marchando al frente de los retratos de SS. Durante la marcha, la msica del mismo regimiento desempe varias piezas del mejor gusto. Al empezarse el paseo y al colocar los retratos de SS, MM. Concluida esta imponente cuanto satisfactoria ceremonia, se retir el Escmo Sr.

Capitn general a su palacio acompaado de mucha parte de la co- mitiva. M, por su Enlace con una Princesa que pronostica las ma- yores felicidades a los espaoles de ambos mundos. Ha sitio, repetimos, un verdadero triunfo esta fun- cin solemne y un homenage el mas esprcsivo de parte de Puerto-rico para con su Rey y Seor, de quien ha recibido honras y beneficios innumerables, y que los retribuye con una gratitud y fidelidad toda prueba.

Q,ue timbre mayor que reinar so- bre un pueblo tan virtuoso y noble! Y que mayor dicha que la de feer vasallos de un Rey benfico, justo y el Padre de sus pueblos! Por la noche fu la iluminacin tan brillante como en la anterior, aunque variaron las formas en algunas casas, dndolas mas visualidad como en la de Bosch y Peraza. Las Consistoriales se vieron decoradas magnficamente. Todo su frente estaba iluminado con vasos de colores, siguiendo el orden de arquitectura de este hermoso edificio.

Eran in- numerables las luces aue desde la calle hasta las azoteas estaban empleadas en el adorno. En el ar- co del centro de la galera se manifestaban bajo un hermoso solio los retratos de SS. Prudencia, Jus- ticia, Fortaleza y Templanza. En los dos claros de las dos torres estaban otros trasparentes y en ellos figurados Himeneo y Cupido, y sobre ellos dos reloxes tambin trasparentes. En el arco del cen- tro de la parte baja y entrada del edificio ha-bia otro trasparente. Placer, felicidad, lleva consigo, El que estima los bienes que prodigo,. Ti que en mi Altar, Cristina, sacrificas.

Feliz hars el reino que edificas. Nada contra Fernando puede el hado, Q,ue por modelo suyo me ha tomado. Las virtudes que al Hroe fortifican, Con el gran Rey de Espaa se unifican,. T cogers, Cristina, sazonado El fruto que preparo tu Reinado. Nada de ciego tengo, que al contraro Castigo al que profana mi sagrario. Esta fachada presentaba mas hermo- la vista sa y realzaba sobre todas las que hemos descripto en particular. La Catedral es tuvo igualmente iluminada en todo su circuito, azo- teas y torre. En el centro de la plaza se haba levantado, por disposicin del Ayuntamiento, un espacioso ta- blado con barandillas de mucho gusto, donde se coloc una orquesta que desde las ocho las once toc varias y escogidas piezas del mayor mrito.

En las calles fu inmenso el numero de gentes que las transitaban, no habiendo una de las muchas de que se compone la Ciudad que no estuviese muy concurrida, en trminos de poder decirse no que- d un solo vecino que no saliera tomar parte en las diversiones, siendo muy notable que ambos dias y noches se presentaron claros, hermosos y se- renos, brindando al paseo y proporcionando todo el lucimiento las iluminaciones; circunstancia parti- cular en estos meses, que es raro el dia que no llue- va reinen vientos fuertes: En todo el dia y noche se dispararon multitud de cohetes de muy buena invencin, y los vecinos en varios puntos de la Ciudad estaban en- tregados su favorita diversin del baile.

Los bu- ques de bahia y el castillo del Morro estuvieron em- pabesados todo el dia. La ilu- minacin de esta noche fu igual , la de las an- teriores, aunque muchas casas no pudieron lograr- la, pesar de los esfuerzos de sus dueos, por ha- ber estado el viento bastante fresco. En la Sociedad Econmica se present en el bal- condel centro un trasparente con un grupo que figu- raba la diosa Minerva presidiendo las ciencias y artes insinuando los genios del Dibujo, Escultura y Matemticas tributasen sus homenages su Pro- tectora la Reina nuestra Seora Doa Mara Cris- tina, cuyo retrato conducido por la Fama en un glo- bo de nubes, lo ayudaba sostener un genio que al mismo tiempo tenia en la otra mano la bandera espaola tendida por debajo, y que otro genio en la parte inferior solevaba.

Mas abajo estaba el cor- dero en acto de balar, como smbolo de la isla de Puerto-rico, espresando sus sentimientos de grati- tud hacia su Augusta Soberana. El Escmo. Ayuntamiento dio un brillante bai- le en el Teatro, al -que asistieron mas de seo- ras elegantemente vestidas. El saln se habia pre- parado de antemano por los Sres. Sobre pedestal estaban dos cojines de el terciopelo carmes con franjas y borlas de oro, y al frente un magnifico solio de damasco carmes j colocados en l los retratos de SS.

MM,, cerrando arriba todo el arco un cortinage de damasco ama- rillo recogido ondas y que caia por los lados has- ta el piso tambin con borlas y cordones carme- ses. Se habia figurado el techo con lienzos blan- cos y colocado en las pilastras que hacan frente al solio y en las de los costados espejos de gran- des dimensiones.

La sala estaba alumbrada con tres preciosas araas de cristal y sesenta fanales que presentaban una perspectiva brillante en el a- dorno. Mas de sillas en tres ordenes alrededor de la sala y dos sofaes al frente eran ocupadas por la concurrencia, quedando en el centro un va- cio suficiente para bailar con el mayor desahogo tres contradanzas de treinta parejas.

En la ga- lera alta estaban colocadas dos orquestas en los costados que alternaban sus msicas en las con- tradanzas y balses en trminos que desde las ,. En la mis- ma galera ai frente se hallaban dispuestas varias mesas para los que gustasen divertirse en jue- gos carteados, y en las del piso del baile en am- bos lados habia dos aparadores con abundantes refrescos y licores escogidos, y en otras dos pie- zas dos tocadores para las seoras con todo lo ne- cesario su ornato.

En la parte alta habia otro aparador para que refrescasen los msicos. Los ca- balleros Regidores servan a las seoras y las a- compaaban hasta dejarlas colocadas en los asien- tos, cuidando con el mayor esmero de su comodi- dad y obsequio. Luego que entraron en la sala de baile el Escmo, Sr, Capitn general y la Escma.

Jarretelles | Lincherie Blog

La finura con que estaban adornadas las seoras, la gala de los uniformes, el gusto con qu se hallaba decorada la sala, el des- ahogo que prestaba por su capacidad, la delicade- za con que los Sres. Este baile, el primero que en su clase se ha dado en esta Capital, con una concurrencia tan lu- cida y para el cual nada dejaron por hacer los Sres.

Porcin de criados estaban prontos al servicio, y nada falt para el obsequio de las seoras. El 20 se present mayor numero de masca- ras que en el anterior, y por la tarde salieron mu- chas comparsas con msicas, con las que se divir- ti el vecindario. En las murallas tuvieron sus bai- les de bombas las clases de morenos, y por la no- che se quemaron porcin de hermosos cohetes, mu- chas ruedas y girasoles, dos pirmides y un rbol de fuego que habia preparado D.

La concurrencia esta di versin fu numerosisima, apenas se poda transi- tar por la plaza y calle de la Fortaleza, donde se dispararon los fuegos. Las varias reuniones que andaban tambin por las calles con msicas par- ciales victoreando SS. MM,, y los diversos bailes que estaban entregados en muchas casas los ver cinos, causaba todo las mas gratas sensaciones por- ver la alegra y la tranquilidad con que estos in- comparables espaoles disfrutaban de unas diver- siones tan inocentes, sin que se notase el mas lev disgusto, ni cosa que disonase ni causase la menor distraccin en sus alborozos.

El 2 i desde por la maana andaban diversas mascaras por las calles con trages raros y visto-: A la noche fu et baile dispuesto por las Corporaciones militares y de Real hacienda en el Teatro, cuyo hermoso sa- ln y sus decoraciones hemos. Fu estraordinaria la concurrencia y elegantsimos los trages y adornos con que se presentaron las seo- ras, las que fueron obsequiadas con el mismo es- mero que en el anterior. La vista de una funcin tan bien dirigida fu la. El baile concluy las tres y media de la maana. En la plaza mayor hubo una famosa orquesta como en las noches anteriores, y las ca- sas de ayuntamiento estuvieron iluminadas con mu- cho mas gusto que en las precedentes, figurando vistas muy graciosas con la infinidad de vasos de colores que las decoraban.

En los cuatro arcos iluminados de la plaza se dispararon muchos y va- riados cohetes como en las noches anteriores, cos- teados por los gremios encargados de este adorno. En la casa del Dr. El 23 siguieron las mismas diversiones de mas- caras, comparsas y bailes, y por la noche lo hu- bo en el Teatro por el cuerpo de Comerciantes. Estuvo muy concurrido, y del mismo modo que en los dos anteriores, servidas y obsequiadas las seo- ras. Al principiarse el baile se quemo un rbol de fuego que tenia preparado aquella Corporacin. El baile dur hasta las tres y media de la maana. Todas las diversiones detalladas las han cos- teado las Corporaciones del Esemo.

Ayuntamien- to, militares, de Real hacienda y del comercio, y han sido dirigidas por los Sres. A los presidios. El Illmo. Si ellas no fueron cual corresponde a un objeto de tanta magnitud para el pueblo espaol, puede asegurarse que ningunas las habrn escedi- da en el gozo y entusiasmo con que estos vecinos han celebrado tan satisfactorio acontecimiento. En- tregados las diversiones que han podido conve- nirse en la premura del tiempo, y rebosando en aquella alegra, que solo puede reinar en corazo- nes puros y en vasallos fieles, manifestaron todo el jubilo de que estaban posedos, la verdadera ternura de hijos y la mas espresiva prueba de que siempre se gozaron en las felicidades de sus Mo- narcas, y nada dejan de hacer cuando se trata de sus obsequios.

Jamas, podemos decirlo presencia de muchos millares de testigos, jamas en esta Ca- pital se han presentado unas funciones como las celebradas, por el decoro y orden que las ha dis- tinguido y por la unidad de sentimientos de todos sus moradores en tomar en ellas la mas activa parte; y como esto es preciso que nazca de lo intimo de los corazones, resaltaba en los semblantes el interior de ellos, y se manifest del modo mas espresivo el gusto, la complacencia, la satisfaccin y el pa- triotismo, para espresarlo todo en su mayor altura, en loor del idolatrado Fernando, idolo de sus pue- blos.

Nada hemos tenido que aadir la sola y sencilla relacin de los hechos, pues ellos bastan para describir cuanto se ha practicado en justo re- gocijo por las Reales Bodas de S. Si hubira- mos salido de la linea de una sencilla narracin, habramos desvirtuado el mrito que han tenido las fiestas: Y de que tro modo habra podido suceder si nos detenemos reflexionar que una reunin tan numerosa en- tregada fiestas y regocijos por seis dias consecu- tivos, y sin coartacin la mas mnima en las di- versiones, no ha ofrecido una sola palabra, una mirada que pudiera caracterizarse de sinsabor, sino que ocupado el vecindario en celebrar los Reales Desposorios, un solo individuo no olvid este justo deber, y como Fernando era su objeto y donde es- t presente este gran Rey huye el crimen, la dis- cordia y el enojo, ni aun idealmente pudieron pre- sentarse semejantes percepciones, que si las hubo, corrieron despavoridas para no profanar el augusto motivo que reuna ai vecindario.

Esta magia que solo se encuentra en ia fidelidad, ha obrado todo su poderoso influjo en la capital de Puerto-rico y derramado en los corazones de sus hijos aquel amor sagrado que profesan sus Reyes, y por el cual gozan de aquella felicidad que disfrutan y han disfrutado en medio de los sacudimientos del nue- vo mundo. Nos ha sido indispensable hacer esta pequea digresin, porque quisiramos que toda ia America disfrutara en dias tan felices las satisfacciones qu gozan las predilectas islas de Cuba y 'Purto-rico, Concluimos, pues, que las diversiones publicas con que esta Capital ha celebrado el Enlace del Rey nuestro Seor, son, como dijimos al principio, la prueba mas espresiva del timbre con que Puerto- rico decora sus blasones, que cuando se trata de regocijos por sus Soberanos, nada deja este pue- blo en reserva y todo lo consagra tan justo ho- menage, habiendo sido por ultimo su celebracin nacida en el centro de los corazones de todos, sos- tenida por la' fidelidad que los caracteriza y por l amor las Reales Personas, y ejecutadas con aquel decoro, dignidad y gusto que corresponde al regio motivo que las ha impulsado.

Ojal nos conceda la Providencia una inmediata causa para repetirlas y hacerlas tan grandiosas, como lo ansia: Ninguna ponderacin cabe en lo relacionado sobre las fiestas que s hicieron en la Isla para ce- lebrar el Real Enlace, y que en todos los pueblos de ella se practicaron con el mismo gusto, entu- siasmo y decisin, como se v en el cuaderno parti- cular que public el Gobierno. Obispo la si- guiente Pastoral. Sede apostlica, Obispo de Puerto-rico, del Consejo de S.

A nuestro Venerable Illmo. Dean y Cabildo, prrocos, superiores regulares, predicadores, con- fesores y dems fieles de nuestro Obispado, salud y gracia en nuestro Seor Jesucristo. Por un Breve espedido en Roma 18 de Junio del ao pasado de , concede su Santi- dad indulgencia plenaria manera de Jubileo, el cual ha de durar por espacio de dos semanas, a todos los fieles del orbe cristiano, que confesndo- se y recibiendo dignamente la Sagrada Eucarista, visitaren dos veces las iglesias que se designaren por los ordinarios de los lugares, hicieren la oracin acostumbrada, ayunaren el mircoles, viernes y s- bado y dieren limosna en una de lasdos semanas que se sealarn.

Las Monjas y personas enclaustradas gana- tan la indulgencia haciendo las diligencias referi- das en la Iglesia del monasterio en que habiten.

Títulos relacionados

A losenfermos y encarcelados que no pueden cum- plir en todo 6 en parte las obras que se han se- alado, podr el confesor conmutrselas en otras obras de piedad 6 diferir aquellas para algn tiem- po inmediato. Asimismo sealamos en la capital "de esta Isla, las iglesias que han de visitarse, y sern la da nuestra Sta. Sacrificio de la misa. L el Obispo mi Sr. Volviendo a los asuntos de Costa-firme, coy ino materia que tanto ha ocupado al Gobierno de esta Isla desde , y particularmente durante el mando delSr. Latorre, se present esta autori-? Bdaclon del estada m que.

Bermudez y Macero, que antes estaban fa- vor de Bolvar, estn ahora en contra. Sobre fuerzas fijas no puedo asegurar, porque hay muchos partidos, unos quieren que se corone Bolvar, otros Paez y la Federacin y otros el gobierno espaol. El Congreso de Santa-f habia declarado fac- ciosos los de Venezuela por haberse separado es- ta Provincia de lo que llamaban Estado de Co- lombia.

Para este tiempo habia ya entregado D. Jos Antonio Arizbalo al Sr. Latorre la memoria so- bre su campaa en Caracas. El Secretario de gobierno volvi emitir sus ideas polticas sobre aquellos pases publicando: Esta gracia alcanz en Puerto-rico los siguientes individuos;. A D, Prudencio Cortzar, Comandante del mismo regimiento. Manuel Martel, Sargento mayor de la plaza, Comandante segundo de caballera. Bartolom Guillot, Capitn del regimiento de Granada. Joaquin Neira, idem de idem. Para el de Capitanes de idem. Para el de Tenientes de idem. Francisco Stultz, Subteniente del mismo re- gimiento.

Ignacio Mejias de Tovar, idem de idem. Para el de Subtenientes de idem. A Vicente Gonzlez, Sargento 19 del regimiento de Granada. A Vicente Q,uinquilla, idem de idem. Manuel Solis, Cadete del mismo regimiento, A D. Gervasio Ruiz, idem de ideift. Para el grado de Capitn de infantera. Jos Ignacio Alvarez, Teniente de artillera.

Para el de Teniente de idem. Juan Hernndez, subteniente de idem, cuyo oficial destinado desde esta brigada, aun no se ha presentado. Para el de Subteniente de idem. Gernimo Diaz, Sargento 1? Para el grado de Teniente Coronel del mismo, A D. Francisco Aldao, Capitn de idem.

Para el de Capitn. Antonio Vizcarrondo, Teniente de idem,. Para el de Teniente. Andrs de Soto mayor, Alfrez de idem. Para el de Alfreces. A Roque de Cu, Sargento 19 de idem. Manuel Ruperto Santana, Cadete de idem. Batallones de milicias disciplinadas. Para el grado de Teniente Coronel de infantera, al Capitn de idem, primer Ayudante del se- gundo batalln de los siete D. Para el grado de Teniente Coronel de milicias, al Capitn D. Tomas Prieto.

Para el de Capitn, al Teniente D. Antonio Cor- dero. Para el de Teniente, al Subteniente D. Fermn Arnan. Lucas Fuentes. Segundo batalln. Para grado de Teniente Coronel de milicias, al el Capitn D. Francisco Mon- tenegro. Jos Me- nendez. Para el de Subtenientes, al Sargento 19 D. Jos Ramn Santana y ai Cadete D. Francisco Al- varo Martnez. Tercer batalln. Para grado de Teniente Coronel de milicias, al el Capitn I. Dionisio Lpez. Antonio ,. Para el de Subtenientes, al Cadete D. Ramn del Rosario Q,uijano y al Sargento 19 D. Francis- co Rivera Trasmier.

Cuarto batalln. Pi Rivas.

Para el de Capitn, al Teniente I. Jos Antonio Ponce. Para el de Subteniente? Quinto batalln. Flix Chico. Franeis- Cuyar. Eugenio Cordova y al Sargento 19 Feliz Prez. Sexto batalln. Francisco Aragn. Persona joven con ganas de aprender y de trabajar.

Jarretelles...

Somos una empresa de eventos y marketing que buscamos un perfil joven con ganas de aprender y trabajar que Personal con idiomas para Hotel de 4. Si eres una persona proactiva con ganas de trabajar y de Dependiente telefonía móvil orange. Abrimos proceso de selección con la finalidad de localizar talentos ya determinados o por explorar con ganas de aprender, crecer y desarrollarse como Use for to create your resume on Indeed and apply to jobs quicker. Save your resume. You consent to receiving marketing messages from Indeed and may opt from receiving such messages by following the unsubscribe link in our messages, or as detailed in our terms.

Se nesesita Encofradores jcvestructurasyconstruciones gmail Se nesesita Encofradores de primera inclusive cuadrillas con ganas de trabajar gente responsable y seria. Ik besef het, enigszins tot mijn spijt. De laatste jaren heb ik gewoon geen moeite meer gedaan om jarretelles te dragen. Toen Moppie een baby was, was ik al blij als ik schone kleren zonder spuugvlekken kon vinden.

Stijlvol was belangrijk, maar efficiëntie ging voor alles. Dat pragmatische moederdenken is er nooit meer uit gegaan. Kleren moeten mooi zijn, maar vooral ook makkelijk. Een jarretellengordel hoort daar voor mij niet bij. Vandaar die mokerslag. Verkeer ik in de waan dat ik geen moeite meer moet doen voor mijn vent? Heb ik het dodelijke slonsvirus te pakken? Ik heb het gewoon niet meer met jarretelles. Te veel gepriegel. Te weinig return on investment. Ik heb laatst wel een prachtige slip gezien, eentje die je kan ontknopen in één ruk, met een groot striklint op de rugzijde.